Energía solar fotovoltaica

Energía Solar

panel

Energia solar FOTOVOLTAICA

Actualmente son de sobra conocidas las ventajas de la energía solar. Por un lado se encuentra la térmica, con la que calentamos nuestros hogares y disfrutamos de agua caliente para ducharnos y por otra, la fotovoltáica, donde el aprovechamiento de la radiación solar consiste en su transformación directa en energía eléctrica mediante el efecto fotovoltaico.

Existen fundamentalmente dos tipos de aplicaciones de la energía solar fotovoltaica: instalaciones aisladas de la red eléctrica y centrales de generación conectadas a la red.

Pero además la energía fotovoltáica puede usarse para extraer directamente agua de pozos, utilizarse para sistemas de riego, reducir el consumo de gasoil en grupos electrógenos o para alimentar directamente equipos de radio, comunicaciones y hásta camaras de videovigilancia.

SONY DSC

Sistemas aislados de energía solar fotovoltaica

Gracias a esta tecnología podemos disponer de electricidad en lugares alejados de la red de distribución eléctrica. De esta manera, podemos suministrar electricidad a casas de campo, refugios de montaña, bombeos de agua, instalaciones ganaderas, sistemas de iluminación o balizamiento, sistemas de comunicaciones, etc.

Los sistemas aislados se componen principalmente de captación de energía solar mediante paneles solares fotovoltaicos y almacenamiento de la energía eléctrica generada por los paneles en baterías.

Debido a la bajada de precios de los paneles fotovoltaicos, es mas rentable estar aislado con baterias que conectados a la red eléctrica

 

Solar panel
Sistemas fotovoltaicos conectados a red

Esta aplicación consiste en generar electricidad mediante paneles solares fotovoltaicos e inyectarla directamente a la red de distribución eléctrica. Actualmente, en paises como España, Alemania o Japón, las compañías de distribución eléctrica están obligadas por ley a comprar la energía inyectada a su red por estas centrales fotovoltaicas.

El precio de venta de la energía también está fijado por ley de manera que se incentiva la producción de electricidad solar al resultar estas instalaciones amortizables en un periodo de tiempo que puede oscilar entre los 7 y 10 años.

Este tipo de centrales fotovoltaicas pueden ir desde pequeñas instalaciones de 1 a 5 kwp en nuestra terraza o tejado, a instalaciones de hasta 100 kwp sobre cubiertas de naves industriales o en suelo, e incluso plantas de varios megawatios.