Energía solar fotovoltaica

Fotovoltaica CONECTADA A RED

Autoconsumo:

La bajada en el coste de las instalaciones de energia solar fotovoltaica conectada a red, junto al incremento del coste de la energía eléctrica soportado por los consumidores finales en los últimos años, ha acelerado la llegada de la paridad con la red en muchas regiones del mundo. ICIDE, estableciendo sinergias entre el conocimiento de la medida, gestión y mejora de la calidad de la energía eléctrica con el aprovechamiento de los recursos renovables que la producen, ha diseñado las soluciones para integrar la generación distribuida en la red mediante aplicaciones para autoconsumo tanto instantáneo como diferido para aplicaciones industriales, edificios de servicios e incluso residenciales.

Autoconsumo instantáneo con control sobre la inyección a red:

Ideal para aquellos edificios con un consumo eléctrico significativo en horas diurnas. Los controladores CDP (Control Dinámico de potencia), evitan el peaje de respaldo y ajustan, en todo momento, la potencia máxima de producción de los inversores fotovoltaicos a la potencia que se consume en el edificio. De esta forma se puede asegurar, por ejemplo, la no inyección de excedentes energéticos a la red, o bien la inyección de la fracción de potencia que permita la legislación de cada país. Este tipo de instalaciones solares permite, en muchos países, la asimilación del sistema fotovoltaico en edificios como parte inherente de su red eléctrica interior, convirtiéndose en un elemento de ahorro energético y no como una central de generación de energía que requiera ciertas capacidades de evacuación a la red a la que se haya conectada.

Autoconsumo diferido con acumulación de energía:

Necesaria para aquellos edificios con un consumo eléctrico principal en las horas nocturnas o de baja radiación. Instalaciones aisladas de la red eléctrica. Permite electrificar lugares con difícil acceso a la red de distribución eléctrica atendiendo las necesidades energéticas de diferentes tipologías de consumo (residencial, agrícola, turismo, etc.) Las soluciones aisladas de la red ofrecen un suministro eléctrico de calidad para cualquier uso energético habitual, iluminación, electrodomésticos, equipos de potencia, …, tanto en aplicaciones monofásicas
como trifásicas.
La generación híbrida solar – diesel dependiendo de las características del consumo, la gestión inteligente de la acumulación y de la demanda permiten mejorar el rendimiento de la instalación y minimizar el uso del grupo electrógeno de apoyo.
Instalaciones con acoplamiento DC a la redLos edificios, conectados a la red, pueden mejorar su grado de autoabastecimiento solar intercalando un elemento acumulador de la energía excedentaria en horas de fuerte insolación para su consumo posterior.
En estos sistemas, el control de la carga y descarga de la batería juega un papel crucial ya que gestiona los flujos de energía entre todos los elementos de la instalación. De esta forma, el sistema auto consume de forma directa durante el día, almacena los excedentes diurnos en la batería y, finalmente reduce el consumo de la red en horas de baja insolación mediante la descarga de la batería.
Instalaciones con acoplamiento AC a la red. Los edificios, conectados a la red y que ya disponen de un sistema de generación fotovoltaico pueden desviar parte de la producción solar para ser consumida en horas de baja insolación.
En estos sistemas, el control de la carga y descarga de la batería permite reducir o incluso eliminar los excedentes diurnos que puedan ser exportados a la red, así como rebajar las puntas de potencia requeridas a la propia red mediante la inyección de potencia procedente del sistema de acumulación.